Un Cocinillas Online

– Desde 2004 –

São Paulo… tudo bem? (I)

Hay ciudades a las que les tengo ganas, lo reconozco. Y São Paulo (megalópolis con casi 25 millones de habitantes) era una de ellas. La (para mí) capital gastronómica de América es un destino muy goloso para un fanático de la cocina.


Pero antes de entrar en materia, unos apuntes sobre Brasil. viajes, papeles, pinchazos…

Antes de ir recordad tener al día vuestros documentos, tanto el pasaporte como la cartilla de vacunación. Sí, para ir a Brasil se recomienda la vacunación para prevenir algunas enfermedades, como la fiebre amarilla. Y seguro que no es necesario y que no va a pasar nada si no te vacunas, pero yo te aconsejaría hacerlo, por si las moscas… o los mosquitos. Yo pedí cita en el Centro de Atención al Viajero Internacional (SAVI) del Hospital Clínic de Barcelona. Si eres de BCN y alrededores, clica aquí.

Y dentro del campo sanitario, nunca está de más tener contratado un seguro de viaje. Yo utilizo el del RACC, que siempre que he necesitado ha respondido más que bien (rápido y efectivo).

Antes de entrar en el país (en el avión, por ejemplo) os darán un papelico para rellenar con vuestros datos. Guardadlo, pues os lo pedirán a la salida… y no es divertido que te pongan una multa por haberlo perdido, ¿verdad?

Para moveros por el país tened en cuenta las distancias, que son grandes… y los precios, que no son nada baratos si no reserváis con bastante antelación. Para moveros por São Paulo podéis echar mano del metro o utilizar aplicaciones como Uber ó Cabify, útiles y seguras. ¡Ah! cuando utilicéis cualquier medio de transporte (metro, bus, automóvil…) en hora punta preparaos para disfrutar de un baño de masas; es lo que tienes las ciudades grandecitas, qué le vamos a hacer…

Brasil es un país, como muchos de su entorno, con un serio problema de seguridad… así que cuando os mováis por allí tenedlo en cuenta. Informaos de dónde os metéis: ciudad, barrio, locales…

En lo gastronómico, apuntar que en São Paulo podréis disfrutar de la cocina brasileña, pero también de la de otras comunidades que disponen de grandes restaurantes allí.

A la hora de pedir tened en cuenta que las raciones suelen ser abundantes, y que es habitual pedir un plato principal que va acompañado de guarnición. Un buen consejo es siempre echar un vistazo a vuestro alrededor para ver el tamaño de las raciones. Para acompañar a la comida podéis pedir vino, pero veréis que el precio es un pelín elevado por el impuesto especial que tiene el alcohol. Y si además es un producto importado… ¡pues aún más!Eso también lo veréis en productos como el chocolate, por ejemplo.

¡Ah! y cuando lleguéis a un restaurante es habitual que para pedir mesa os pidan nombre y teléfono, para que cuando tengáis mesa libre os llamen informándoos. También es habitual encontrar a la entrada de algunos locales un accesorio que os dispensará una tarjeta cómo ésta:

Y también un torno para controlar el acceso al local. Entregad la tarjeta en caja al salir.

Anuncios

Un comentario el “São Paulo… tudo bem? (I)

  1. José
    10 septiembre 2017

    Uh uh, espero la segunda entrega, que me tienes intrigada 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 septiembre 2017 por en Viajes y etiquetada con , , , , .

Publicaciones por mes

Por cierto…

Este obra está bajo una licencia de Creative Commons

Licencia de Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: